26 oct. 2013

Las luces del estadio (remix)

Hay una canción de Jaime Roos, Las luces del estadio, por la que siempre he sentido una atracción particular. Un tango (por algún motivo tardé bastante en darme cuenta que era un tango!) con desenlace en murga, el tema recorre los bares y madrugadas de Montevideo, deteniéndose en un encuentro de trasnoche entre tres viejos amigos. Entrados en copas, los camaradas discuten, se abrazan, recuerdan y sonríen (así dice Roos).
Agarrados al mostrador, estiran las horas de la velada, cuando, de repente, entre los baldeos del mozo, el cielo oriental pareciera querer dejar la oscuridad atrás y dar paso al nuevo día. Sin embargo, lúcido, veloz, uno de los tres ataja el embate. Dice: "Aguanten, che. Son solo... las luces del estadio".
Y ahí al toque arranca un solo de guitarra.
Es este momento, el del aviso salvador, seguido del inicio del solo, para mi la parte más estremecedora de la canción; la que toca una fibra íntima mía y cala algo sensible, profundo. Me moviliza, incrementa la vibración imperceptible pero real de mis celulas y estoy seguro que por unos segundos me expando sobre la atmósfera que me rodea en lo más inmediato.
Sin embargo, cuando pienso en Las luces del estadio; no sé, quizás les parezca gracioso o algo así; pero bueno, como les decía, cuando pienso en Las luces del estadio, no pienso en nada de lo anterior.
Cuando pienso en Las luces del estadio; cuando yo, M.H., pienso en Las luces del estadio; en esa construcción de palabras; sí, pienso en otra cosa.
Cuando pienso en Las luces del estadio, pienso en las luces de un estadio, solamente en eso.
Pienso en todos esos focos de luz prendidos y en los
millones y millones de insectos que atraen.
Polillas, mariposas nocturnas, cotorritas. Cantidades
incontables de ellas.
Revoloteando,
golpeándose contra el cristal de los reflectores. Una
nube de bichos invisible
para los espectadores, concentrados en el juego.
Cuando pienso en Las luces del estadio, también pienso en una
brisa tibia recorriendo la platea.
Un viento muy tranquilo,
de primavera, recorriendo el público, acariciándolo.
Haciéndolo sentir vivo.
La pausa del entretiempo. La música que anima el
descanso brotando de los parlantes. El movimiento de
la gente que va a comprarse una hamburguesa, un
choripán.
Todo bajo el brillo artificial. Un fulgor cálido,
temperaturalmente imperceptible. En eso
pienso. Es una explosión de luz en medio
de la noche.
No sé cuantos megavatios retumbando por las entrañas de
la tierra,
brotando de las torres de iluminación.
Una pequeña supernova. Condensada; dirigida hacia
el campo de juego. Que ilumina a los jugadores,
a un pequeño sector de la tierra.
Otro punto blanco en el espacio.
Un sol para la línea de cal, el rocío del pasto y
el brillo de la transpiración de las camisetas.
En eso me pongo a pensar.

Las luces del estadio

Y, por supuesto, la versión original.
   

3 jul. 2013

***_ _ _

Interrumpimos la programación habitual de las emisoras que integran la cadena nacional de radio y televisión del país para transmitir el siguiente mensaje del Ministerio de Diversión. Antes, el himno.

Oh, Argentina. Argentiiinaaa. Te queremos, te amamos. Oh, Argentina. Argentiiiiinaaa. Tierra noble, patria buena. Argentina. Argentiiiinaaaa. Argentina. Argentina.
Te defenderemos cuando sea necesario; cuenta con nosotros, estaremos de tu lado. Llueva, nieve o truene, nunca te abandonaremos; no importa el enemigo, juntos a él lo venceremos.
Argentina. Argentiiinaaa. Marchá tranquila que velamos tu pisar.

A continuación, el mensaje del Ministerio de Diversión.

El Ministerio de Diversión de la República Argentina informa que, a partir del próximo día hábil,

a) La programación de todas las emisoras de televisión del territorio nacional deberán incluir el siguiente contenido:
    -6 (seis) horas de Los Simpson
    -6 (seis) horas de Alf
    -12 (doce) horas de El Auto Fantástico

b) Todos los partidos de fútbol de las categorías Primera A, Nacional B, Primera B y Torneo Argentino A deberán disputarse con los cordones del botín izquierdo y el botín derecho de cada jugador atados entre sí.

c) Entre las 7.00 y 9.00 horas de los días hábiles, excepto en los andenes ferroviarios, los ciudadanos argentinos deberán caminar de espaldas y, si desean expresar el saludo “buen día”, deberán hacerlo diciendo “aid neub”.

Hasta aquí las últimas disposiciones de la cartera de Diversión.

Conforme lo establecido por la Ley de Novedades del Estado, transmitieron hasta aquí todas las emisoras que integran la cadena nacional de radio y televisión de todo el país. A partir de este momento las emisoras participantes continúan con su respectiva programación.

27 feb. 2013

"Hey there mighty Brontosaurus,

don't you have a message for us?
You thought your rule would always last,
there were no lessons in your past."*


*Dato curioso:
La versión Beta de WDSTF, "She Said it was the Communists", también estaba inspirada en  un tema de The Police. ;)

1 ene. 2013

Poema galletita

Después de muchos años
te como Merengada.
Hoy domingo, después de un
viaje a las entrañas del
Paraná me quedo sin cigarrillos
y necesito algo que picotear
con el mate
voy al kiosko y te elijo
entre variedad de galletitas
fantasía.
Nuestro reencuentro nace
en Lomas del Mirador,
donde un duende me dice que
sos su galletita favorita.
Duende en ciclomotor
que esquiva los pelotazos de Mataderos.
Duende de Lomas del Mirador.
Ahora te tengo en mi mano.
Olés a vainilla.
Te acerco a mi nariz y olés aun
más a vainilla.
Vainilla fantasía. Vainilla vaina.
Mmmmmm.
¿Y tu relleno esponjoso como un
colchón? Esponjoso como un colchón.
Con pedacitos coquet en los laterales.
Coquet. Coco. Cocot. Coco.
Uh uh - ah ah.
Coco como mono tropical.
Mono como en una playa.
¡Ah! Y ahí viajamos en el tiempo.
Merengadas en Mar del Plata,
en Punta Mogotes.
Inmejorable.
Te sostengo ante mi nariz de vuelta
y olés a dulce vainilla.
Te doy un mordisco y las otras
veces recientes que te comí no estabas
tan blanda y suave.
Pero hoy estás tan fresca e infantil
como en la costa. Gaviotas. Mar.
Arena. Sal.

15 sept. 2012

Gastar mis zapatillas

Me encanta gastar
mis zapatillas azules.

Son resistentes
terriblemente cabezaduras
que recién ahora
se están ablandando.
Las tengo hace años
y es más en estos meses
que parece que yo las uso
a ellas y que ellas no
me usan a mi.

Son como tanques
de zapatillas, con una
estructura sólida
en particular en la zona
del talón. Me parece
que hechas con buena
materia prima, aunque
no soy ningún experto
en el tema y especulo
con esto por el tiempo
que llevamos juntos que
ya es bastante.

En un momento
me peleé con ellas,
testarudas, tercas
inquebrantables.
¿Por qué no sucumben
ante mi firme y veloz
marcha cotidiana, carajo?
Además casi botitas,
ni Topper ni zapatillas
para correr, sino
extraterrestres para mi
universo de calzado.

Pero ahora
cedieron a mis
seductores y aplastadores
pies que parecen un poco
planos o yo me estoy
transformando con ellas
y me estoy volviendo
casi indestructible como ellas
o quizás estoy un poco
más sensible
y ellas felizmente también.

Creo que mis zapatillas
durarán años y
muy posiblemente serán
pasadas de generación
en generación.
Pero mientras tanto,
antes de entrar en cálidas
fantasías del futuro celeste
como el cielo bonito,
las veo en el piso a la
mañana cuando me cambio
y nos siento cómplices.

11 ago. 2012

'Cause I've got to have faith

"El hombre que no se haya enajenado por completo, que siga siendo sensible y capaz de sentir, que no haya perdido el sentido de la dignidad, que no se haya 'vendido' todavía, que aún pueda sufrir al ver sufrir a los demás, que no haya adoptado enteramente el modo existencial del tener; en suma, el hombre que sigue siendo hombre, que no se ha convertido en cosa, no puede por menos que sentirse solo, impotente, aislado, en la sociedad de hoy; no puede evitar dudar de sí mismo y de sus convicciones, si no de su cordura; no tiene más remedio que sufrir, aun si puede vivir unos momentos de gozo y lucidez desconocidos para sus coetáneos 'normales'. No será raro que padezca una neurosis derivada de su situación de hombre cuerdo en una sociedad loca, una neurosis distinta a la más corriente del hombre enfermo que quiere adaptarse mejor a una sociedad enferma.

De Del Tener al Ser de Erich Fromm


5 jun. 2012

Cuando estás solo es así

Miraba el largo horizonte del Mar Mediterráneo, quizá esperando alguna señal del Levante. Estaba sentado en una pequeña mesa blanca con un vaso todo transpirado a medias de tomar. Parecía un aperitivo, junto a él tenía una silla vacía. Camisa abierta hasta el pecho y rigurosos anteojos oscuros. El bar era otro de tantos sobre las costas de Almeria. Algo lejanas se escuchaban las olas rompiendo abajo, en la base del acantilado.

Habían pasado más de 6 días desde el 20 de noviembre de 1975, sin embargo los diarios no paraban de hacer referencia a la muerte del "generalísimo". El clima general era de estupefacción, se percibía una mezcla de alivio y tensión, como si una amenaza rondara el país, como si los viejos espíritus de los republicanos y anarquistas hubiesen vuelto a asustar a la señora de la casa, ahora ya más vieja y más conservadora y con hijos más atentos a la moda internacional.

Él terminó el aperitivo de un sólo sorbo, dejó el dinero sobre la mesa y caminó rumbo a un Opel Kadett rojo casi nuevo, tenía chapa belga. De los pocos que estaban en el bar captó la atención de una joven sentada con su pareja. Ella lo miró de arriba a abajo cuando pasó a una mesa de distancia. El muchacho que estaba con ella percibió ese gesto; entre romántico y celoso la tomó de la mano para recuperar su mirada. El auto levantó algo de polvo hasta encontrar el pavimento gris de la ruta A-70.


12 ene. 2012

super lover boy

En un mundo de exageraciones elefantiásticas, inflación de sensaciones, sobre-exposición de miradas, yuxtaposición de verdades a medias o mentiras dobles donde todos ya han impreso y re-impreso sus historias, donde se serializó el amor y se codificó el deseo, donde todos quieren más y más y más, todavía hay esperanzas, pero nadie las escucha.

14 dic. 2011

4 dic. 2011

Don't pass me by

Cuando una mañana se despertó, Gregorio Samsa, después de un sueño agitado, se encontró en su cama transformado en Ringo Starr.