9 jul. 2011

Ser un perdedor está de moda

¡¡¡Ser un perdedor está de moda!!! ¡Sí! ¿Pensabas que hacían falta abdominales de acero para ganarte una minita? ¡Pero qué equivocado estás! Ahora, en los albores del siglo XXI, con tu físico medio fideo cocido, medio escarbadiente de fonda, ¡alcanza! Y no sólo es que alcance. No. ¡Al contrario! Cuanta menos actividad física denote tu escuálido cuerpo, ¡¡¡mejor!!! Sí, ¡es así! Pasó el tiempo del éxito para unos pocos, el sexo para unos elegidos. Ahora, en los inicios de esta nueva era, podés “ser vos mismo”. Es más. No sólo podés ser vos mismo, ahora, cuanto más feo seas, ¡¡¡más probabilidades tenés de ponerla!!! ¡Sí! ¡Este es nuestro glorioso presente! Tu acné, tu pelo naranja fluo, esa timidez que ni siquiera te decirle la hora a un miembro del sexo opuesto, ¡todo eso ahora son herramientas en tu favor! ¿Tenés una nariz grande y torcida? Quedate tranquilo, ya tenés un espacio en las campañas de Sprite y 7UP para los próximos cinco años. ¿Sos culón? No te preocupes, Personal y Movistar te ficharon, ahora tiene onda aceptar “cachas grandes”. ¿Te sabés de memoria todos los diálogos entre Leia y Han Solo en la primera trilogía de la Guerra de la Galaxias? Bueno, no hay mucho más que decir: hoy en día, entre vos y Dios hay sólo un grito de Chewbacca de distancia. Sí, ¡si hasta nos permitimos chistes pelotudos como el de recién! Así que, ¡atención loser empedernido! ¡Dejá tus historietas, el aeromodelismo, tu representación de Mongolia en el simulacro interescolar de la ONU y salí de tu casa!

No hay comentarios: