21 jul. 2011

Lucy decide que es hora de ir a la guardia

No. No doctor. Ya se lo dije, no se las voy a mostrar, no voy a dejar que usted también se vuelva ciego. Usted no me cree, eso es lo que pasa. O piensa que estoy loca o algo así. Pero es como le digo, se lo juro. ¿Qué gano con venir hasta acá y hacerle perder el tiempo? Sí. Sí. Ok, bueno sí, tiene razón, entiendo que, como médico, si vengo con una consulta tiene que revisarme, pero bueno entiéndame a mi también, que no quiero que termine como los demás. No, no se me ocurre de otra manera. Bueno, pero a dónde más iba a ir, ¿al podólogo? No, no me estoy haciendo la graciosa. No. No. No, discúlpeme, perdón. Pasa que esto está empezando a ponerme un poco nerviosa, sabe. Ya es la séptima vez que me pasa. Sí, siete veces. Sí, todos ciegos, pobrecitos. Y, la verdad es que nunca llegué a preguntarles. Cuando sucede siempre se alteran un poco. Tampoco es que los culpe por eso. Creo que a mi también me daría un poco de angustia si me pasara algo así. Pero bueno, tampoco es que la esté pasando bomba. Yo también sufro desilusiones, me entiende, ¿no? Pero bueno, eso sí quizás es algo más para un psicólogo, ¿no le parece? ¿Doctor? ¡¿Doctor?! Doctor, ¿me está prestando atención? No. Le estaba contando como esto también me afecta mi. Ajá. Sí. ¿Cómo? ¡Pero si ya le dije que no voy a dejar que me revise! Sabe qué, a mi me parece que lo único que a usted le interesa es verme las tetas. Y la verdad es que creo a esta altura merece que se las muestre. Así termina como los otros. Pero por suerte para usted, para mi edad soy una mujer muy responsable y madura. Así que le agradezco por su tiempo Dr. Carvalhi, pero la verdad es que tengo cosas mucho más importantes que hacer que andar por la ciudad encegueciendo a médicos asquerosos. Buenas noches.

2 comentarios:

bundofago dijo...

lucy quiero verte las tetas!!!!!

Hemingway dijo...

Bundo, querés volar demasiado cerca del Sol.