19 jul. 2008

Hace un rato que no me sentaba para dejar algunas palabras flotando por la net. Las últimas semanas estuve releyendo algunas cosas que escribí, en particular Adiós a las Armas y El Viejo y el Mar, y descuidé un poco mi costado cibernético. Igual, un poco de distancia nunca hace mal. Sirve para extrañar, para mirar las cosas desde lejos. También sirve para desvelarse y quedarse tomando cerveza hasta bien entrada la madrugada, pero bueno, después hay que volver a casa (siempre que no te hayan cambiado la cerradura, claro...). Tengo un par de ideas revoloteando en la cabeza. También tengo que continuar con Miramar.

No hay comentarios: