12 mar. 2011

le coq sportif Evolution

Me compré ese modelo de zapatillas y salí a correr. Como hacía mucho que no hacía ningún tipo de actividad física intensa, siquiera mediano-intensa, me planteé el siguiente esquema: 15 minutos de caminata, 15 minutos de trote y 15 minutos de caminata nuevamente para distender los músculos y evitar calambres. A esto le sumo unos 5 minutos de elongación antes y después del movimiento. Aún no corrí hoy. Pienso hacerlo después de la lluvia (si es que ésta es tan amable de permitirmelo). La humedad y pesadez del día es ideal. Quiero transpirar. Bañarme en sudor. Volver a casa con la remera totalmente empapada después de mi humilde exhibición atlética. ¿De qué hablo cuando hablo de correr? De esto. Haruki Murakami tiene un libro cuyo título es, y no por casualidad, la pregunta que acabo de hacer. Lo recomiendo.

4 comentarios:

Maldito Cappa dijo...

"¿de qué hablo cuando hablo de correr?"
En lugar de sudor, de vos brotará semiótica con Roland Barthes.

Anónimo dijo...

boquete

Luanda dijo...

anónimo bardero!

Hemingway dijo...

Exacto Luanda, bien ahí! Gracias