4 oct. 2010

No quiero ser Tyson en Japón



Los contendientes batallan sin pausa, golpe y golpe, sangre, entre las fascinación y el miedo la multitud ruge, grita y se revuelca en su propio frenesí, terribles hembras aparecen entre round y round y ahí esos que se rompen la cara a manotazos.
Dos hermanos? Dos enemigos? Dos conciudadanos? Dos empresas? Dos ejércitos? Dos vencidos? Dos hijos? Dos pueblos? Dos cartoneros? Dos artistas? Dos Tyson? Dos Foreman? Dos abuelos? Dos estupideces? Dos barbaridades? Dos palabras? Dos mentiras?
Pero siempre uno y sólo un referí.

(Porque un campeón a veces cae, un campeón también cae)

No hay comentarios: