12 mar. 2008

Join us!




Bueno claro sí, está algo viejo, lo entiendo, que puede resultar a primera vista un poco peligroso, se lo concedo... pero digame la verdad ¿Quien no parece a primera vista un poco peligroso? Además, y todo esto sin ánimo de faltarle el respeto, yo confío más en una noble máquina que ha prestado servicio por seis décadas en una misma compañía que en un rejunte de hierros, aluminio y turbinas recién salidito de la fábrica, porque puede ser que brille mucho... pero... no tiene experiencia, no sabe qué es encontrarse con una tormenta eléctrica en el delta del Dong Ha, saberse casi perdido sobre las uniformes planicies del desiserto del Sur de Mongolia o aterrizar en una precaria pista en la selva del Chocó, no señor! no sabe qué es la vida. Por lo que déjeme decirle, el método inductivo está del lado de nuestra aeronave! mejor avión con varias misiones sobre sus espaldas.

El plan de vuelo lo debe tener claro, sin embargo, yo como comandante de la nave y encargado de llevar a buen puerto la misión se lo explicaré en detalle. De buenas a primeras el objetivo que nos moviliza suena bastante precario y hasta definitivamente limitado, mas no se dejen llevar por las apariencias. Vladivostok será nuestro destino... no se dejen engañar, que con ese nombre no hago referencia a las inhóspita ciudad rusa lindante con la lejana China y la inestable Corea del Norte. Por Vladivostok hacemos referencia a aquella otra lejana e inextricable ciudad perdida en las inmensidades uniformes del tiempo, claro... aquel lejano y poco conocido lugar en donde nadie puede amar y ser amado.
Espero esteis preparados para tal expedición en esta noble máquina, porque jamás hemos de regresar.

No hay comentarios: