1 ago. 2011

Un exquisito y archiproductivo Yat le ha estado dando duro al teclado. Muy bien compañero. Los mates del Gringo surtieron efecto. Una tarde sana siempre alivia el espíritu. El otro día Bar, el niño amarillo con pelo pinchudo me pidió que lo incluya en algún relatín, tengo que pensar en algo. Medio que me puse a escribir algo porque no quiero que Yatsky se robe el protagonismo. Está muy bien lo que está haciendo. Buenos mates los del Gringo.

No hay comentarios: