25 abr. 2009

La fábula de la rana y el escorpión

Esta es una de mis fábulas preferidas. No me acuerdo muy bien cuándo fue la primera vez que me la contaron. A veces un especie de manto de niebla cae sobre mi memoria. Sin embargo, por alguna razón la historia me lleva a Italia, a la época en que trabajaba de corresponsal, unos años después de la primera guerra mundial. No digo que la haya escuchado entonces, pero bueno, hacia ahí me lleva. Estoy un poco vago, asi que la busqué en internet en vez de redactarla. Acá el link a la página de donde la saqué. Disfrútenla internauts.

Un escorpión, que deseaba atravezar el río, le dijo a una rana:
-Llévame en tu espalda
-Que te lleve en mi espalda! -contestó la rana- Ni pensarlo! Te conozco! Si te llevo en mi espalda, me picarás y me matarás!
-No seas estúpida-le dijo entonces el escorpión- No ves que si te pico te hundirás en el agua y que yo, como no se nadar, también me ahogaré?
Los dos animales siguieron discutiendo hasta que la rana fue persuadida. Lo cargó sobre su resbaladiza espalda, donde él se agarró y empezaron la travesía.
Llegados al medio del gran río, allí donde se crean los remolinos, de repente el escorpión picó a la rana. Ésta sintió que el veneno mortal se extendía por su cuerpo y, mientras se ahogaba, y con ella el escorpión, le gritó:
-Ves! te lo había dicho! Pero qué has hecho?
-No puedo evitarlo-contestó el escorpión antes de desaparecer en las aguas-
Es mi naturaleza


No hay comentarios: